NOTICIAS

El sector inmobiliario puede ser una buena alternativa de inversión

185

Durante los últimos años, México ha mostrado actividad favorable respecto al emprendimiento por la incorporación de nuevas políticas a empresas y por el cambio generacional.

De acuerdo con especialistas, arrancar un negocio no es la única forma de invertir nuestro capital. Actualmente existe gran diversidad de opciones, la clave es encontrar la que más se apegue más a nuestro plan de vida.

Los bienes raíces representan una alternativa fuerte para aquellos que desean poner a trabajar su dinero sin correr muchos riesgos.

Este año se prevé que se destinen 27 mil 900 millones de dólares al sector, lo que supera en un 30% a la cantidad invertida en 2016 según cifras de Lamudi.

Existen factores determinantes a la hora de cotizar un departamento o una casa, aunque la Ciudad de México y estados como Querétaro presentan un repunte considerable. Estudios apuntan que personas entre 25 a 39 años se posicionan como los clientes potenciales de inmuebles.

La opción de comprar un departamento para alquilarlo puede resultar una opción rentable porque se calcula que en zonas como Polanco, Mixcoac, Condesa y la colonia Nápoles existe un departamento por cada cuatro personas que buscan.

Según la firma Coldwell Banker, marca líder de comercialización inmobiliaria residencial, los compradores poseen más información.

Las nuevas vías de comunicación aceleran los procesos e incluso la posibilidad de valuar y cotejar precios desde aplicaciones móviles. No obstante, todavía existen retos por superar.

La adquisición de un departamento o una casa amerita un análisis en el cual no sólo se tome el aspecto del inmueble, existen otros factores a considerar antes de tomar la decisión.

Algo que suele pasarse por alto, son las proyecciones a futuro, el encarecimiento de algunas zonas del país puede ser una fuerte carga para nuestras finanzas a largo plazo.

En los últimos meses, el sector inmobiliario reportó incrementos, tanto en la venta como en la renta de departamentos en la Ciudad de México, por lo que concluirá el año con números positivos.

El portal inmobiliario precisó en un comunicado que por quinto mes consecutivo el precio de los apartamentos en venta reportó un incremento acumulado del 2.5 por ciento en lo que va del año; mientras que los de renta también mostraron aumento y alcanzaron un acumulado de 6.6 por ciento.

Después de los acontecimientos del sismo pasado, subrayó, las desarrolladoras inmobiliarias encabezaron una de las principales alzas bursátiles y se comenzó una etapa de reconstrucción para el país, por lo que, frente al cierre del año, la industria experimenta una de sus mejores etapas.

Ello, debido a la sobreoferta de oficinas existentes, al desarrollo de nuevas viviendas y al aumento en las rentas en algunas zonas de la capital.

Explicó que de acuerdo con el último reporte de mercado (Index) elaborado por los especialistas de Inmuebles24, las demarcaciones Miguel Hidalgo y Cuajimalpa siguen siendo unas de las más caras para adquirir una vivienda con precios por arriba de los dos mil 300 dólares por metro cuadrado (m2).

En tanto, Polanco (Chapultepec) continúa como la colonia más cara de la ciudad para adquirir un bien inmueble con precios por encima de los cinco mil 200 dólares por m2.

Por el contrario, indicó, se encontró que las delegaciones más accesibles en cuanto a sus costos en el metraje son Iztacalco y Tláhuac, con precios promedio de dos mil pesos el m2.

Respecto al comportamiento de los precios en la renta, el alquiler promedio de un apartamento de 65m2, con dos recámaras, en la Ciudad de México va desde los ocho mil hasta los 12 mil pesos al mes y son las delegaciones Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo las más caras para rentar un inmueble.

Mientras que los departamentos más accesibles para rentar se ubican en las delegaciones Gustavo A. Madero y Tláhuac, y sus costos oscilan desde los dos mil 500 a los siete mil pesos por mes.

Para el 2018

Poco a poco los reportes del comportamiento del sector y mercado inmobiliario mexicano en el 2017 van dibujando un buen año, con todo y las incertidumbres con que inició el año, con todo y los desastres naturales que afectaron a varios estados del país, los indicadores permiten pensar en un crecimiento del 6%, esto según información difundida recientemente por la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI).

La AMPI también ha precisado un crecimiento del 30% en el desarrollo inmobiliario en destinos de playa y zonas de distintos Centros Históricos de algunas de las ciudades más importantes del país, esto último, coincide con las nuevas estrategias de desarrollo urbano que se están implementando en lugares como CDMX y Guadalajara, estrategias que ponen como uno de los ejes más importantes la redensificación de las zonas centrales.

Los buenos números del 2017 no sólo se reportan en los mercados principales, Ciudad de México, Estado de México, Monterrey, Guadalajara, Querétaro, Puebla, también en los mercados de las zonas fronterizas, sur y norte, Tijuana, Saltillo, Playa del Carmen, Mérida se desempeñaron bien, lo mismo otras ciudades del Bajío Mexicano: Aguascalientes y San Luis Potosí sobresaliendo y acaparando miradas.

Hablamos además de un crecimiento e impulso a todo el sector no solamente al subsector vivienda, que, si bien sigue siendo un motor primordial, ya no está sólo, la tendencia de usos mixtos que aprovechan un mismo espacio para desarrollar espacios corporativos con comercio, vivienda, hoteles, lugares de esparcimiento, consultorios médicos ha permitido un desarrollo más homogéneo y que responde de una manera más completa a la demanda que existe en el mercado.

 Equilibrio, profesionalización, apertura económica, bono demográfico, buena disposición de la banca comercial y las instituciones gubernamentales para impulsar el crédito a la vivienda son las características con que el mercado inmobiliario de México recibirá el año 2018, año que, en Lamudi estamos vislumbrando como un ciclo de cambio, diversificación y crecimiento.

Con calidad & objetividad, logramos una comunicación

COMPETITIVA Y TRANSPARENTE